Sin-Limite.net

 

¡Estimula tus endorfinas!

 

El cerebro es química…

 

¿Qué son?

Las endorfinas son neurotransmisores que el cerebro segrega para calmar el dolor en determinados momentos. Tienen efectos analgésicos parecidos a los de la morfina (De ahí que el nombre provenga de la conjunción de las palabras endógena y morfina).  Se segregan para producir placer e incentivar determinados actos necesarios para la supervivencia y el bienestar, por lo que popularmente se conocen como las hormonas de la felicidad. Existen unos veinte tipos diferentes de estas sustancias químicas.

 

Aumenta el nivel de producción, es sencillo

Los efectos de las endorfinas son tan positivos que se pueden realizar actividades que sirvan para aumentar su nivel en la sangre: alimentarse bien, ser positivos, reír, hacer ejercicio intenso, amar, recibir un masaje y practicar acupuntura.

¡Muy sanas y sencillas costumbres para  activar la química interna! 

 

Estas son las ventajas que tiene aumentar las endorfinas cerebrales conscientemente:

 

Mejoras tu estado de ánimo. Las endorfinas te ponen de buen humor, son un antídoto fantástico para el estrés, las preocupaciones, la frustración y el aburrimiento.

 

Beneficias tu sistema inmunológico. Como van a parar del cerebro a la circulación de la sangre, su propia estructura química beneficia el sistema inmunológico con el que guardan una relación estrecha. Se previenen enfermedades.

 

Combates la depresión y la ansiedad. Combaten dos dolencias que por desgracia son muy comunes de nuestro tiempo, que te invalidan y son motivo de sufrimiento: la depresión y la ansiedad.

 

Alargas el envejecimiento. Son un antioxidante natural interno que te hace conservar más joven.

 

En suma, te hacen sentir feliz y gozar de bienestar para llevar una vida sana.

 

Has de seguir una buena alimentación.-

El olor y el buen gusto de la comida son indicativos que despiertan endorfinas en tu cerebro y avisan de que es bueno hacerlo y así, además de ser necesario para la supervivencia, se convierte también en un placer.

 

¿Lo sabías?.- Hay algunos alimentos capaces de producir endorfinas muy rápidamente como por ejemplo, entre los dulces, el chocolate (¡De ahí que sean tan recurrido en momentos tristes, a pesar de acabar con tu dieta de adelgazamiento!) o las comidas picantes, que contienen una sustancia denominada capsicina, que te da sensación de euforia.

 

 

Pensar en positivo.-

La actitud es muy, muy importante porque los pensamientos están ligados a los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico e influyen de forma consciente e inconsciente sobre ellos. Por eso se dice que hay que tener una “Men sana in corpore sano” y que, como decía el refrán, “Nada es verdad ni es mentira, todo es según del color del cristal con que se mira”.  El modo de interpretar las cosas depende de nosotros en gran parte, por tanto ¡Hay que procurar ser optimistas y mirar el lado bueno de las cosas para ser feliz!

 

Momentos para reír.-

¿Te gusta reír? Pues claro que sí, a quién no. Es tan positivo que supera el efecto de muchas medicinas. Como la aspirina, ¡Qué caramba! Si los largos días de trabajo no te hacen ninguna gracia, busca un espacio para la risa con amigos, en familia o como sea. Utiliza el humor para distanciarte de la realidad y liberar la tensión que produce. Y ya puestos, existen cursos de risoterapia que también pueden ser efectivos para el estrés y te dan consejos como ver películas cómicas, hacer danza libre, expresión corporal, carantoñas delante del espejo o recibir cosquillas para realizar in situ. (Toma nota).

 

Amar.-

En una vida plena siempre hay amor y resulta que cuando estás enamorada segregas muchísimas endorfinas y sin que lo sepas, te dan tu estado de felicidad ¡Tu química interna te responde delante de estímulos placenteros como el de tu atractiva pareja, al hacer el amor y recibir sus caricias! (¡Qué listo es el cuerpo!)

 

Hacer ejercicio intenso.-

¿Vas regularmente al gimnasio? Pues si quieres segregar endorfinas haciendo ejercicio no vale con andar diez minutos en una cinta lentamente. Tienes que correr al menos media hora o más o hacer un tipo de deporte que aumente tus pulsaciones. (¡Animo!) El cerebro contrarresta el estrés del esfuerzo físico lanzando las hormonas de la felicidad a la sangre y así permite que aguantes más tiempo y seguidamente te hace sentir mejor.

 

Darse un masaje.-

Uno de los placeres que despiertan las endorfinas son los masajes: te llenan de paz, liberan tensión o calman un dolor determinado. Si acaso es éste un placer que no te puedes permitir recibir cada día, se puede probar alguna vez. Se está haciendo cada vez más popular en los gimnasios, Spas y balnearios. Te ofrecen muchos tipos diferentes, como el Shiat-su, relajantes, anticelulíticos… 

 

Hidroterapia.-

Algunos gimnasios ofrecen una zona de aguas porque cada vez es más popular la hidroterapia. Te pones debajo del chorro a presión y te destensas las cervicales doloridas por culpa de un largo día de trabajo frente al ordenador, por ejemplo (duelan por tantas cosas!)

Si te quieres permitir el lujo, en los Spas puedes disfrutar de zonas de agua caliente, tibia y fría y aguas burbujeantes.

Veeengaaaaaaaaaaaaa ¡A la hidroterapia se le puede hacer un hueco para estar en forma, entre una clase de deporte, antes o después de una buena comida y pensando en positivo sobre una velada con tu novio!

 

 

 

Escuchar música.-

Escuchar música mejora el estado de ánimo y libera muchas endorfinas.  Te despierta la sensibilidad de tal forma que es una maravilla para olvidarte del estrés. ¡A por ella!

 

Acupuntura.-

También por medio de la acupuntura se pueden activar directamente los centros nerviosos del cerebro que generan endorfinas. Pero esta técnica es especialmente útil para personas enfermas que sienten dolor.

 

Fuente: (José Miguel Gaona, “Endorfinas, las hormonas de la felicidad”), 

 

 

 

 

 

 

Visitas: 7307

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Eso es verdad Marina, a veces hay  hombres que se cuidan más que las mujeres, besos

A mi me parece muy bien que los hombres se cuiden, pero muchas veces las cosas que hacemos las mujeres los hombres las ven mal y a la inversa, yo no sé qué pasa. Se supone que le tiene que gustar... No todo, claro- Mi comentario venía de ahí. (cuando decía que igual no entienden que una mujer use un aceite aromático que huele super bien y te deja super contenta para dormir... Ohh qué bien suena)

En todo caso, sin exagerar, la higiene es básica en todo el mundo: o sea ir un poco arreglados no es nada nuevo, es más que deseable, ¿NO?  Los mínimos, no ya otras cosas. Aunque tengamos días menos inspirados...

...

Admiro a los que saben cuidarse y arreglarse. Ser presumido y sentirse bien. Nunca lo he conseguido, para mi es un esfuerzo hacer algo para mi.....tendre que mirarme y ver donde falla esto.......me preocupo mas de los demas que de mi o me veo invisible..... y creo que ni me ven. Soy capaz de salir a la calle sin saber si me peine......aunque mi peinado esta pronto en su sitio, una pasadita con las manos en el espejo del ascensor y punto. Ducha, perfume y los pendientes si me acuerdo.  ¿ Las cremas ? ya no se ni para que me las regalan mis hjas.....yo nunca me compre ninguna. Lo que se dice un desastre. Una cuestion de animos. Aunque siempre he sido igual, demasiado normal o natural. Tendre que leerme bien los consejos y estimular mis endorfinas , deben haberse dormido.

Bueno, pues a segregar endorfinas se ha dicho.

Primero tengo que leer las instrucciones. Ya veremos los resultados.

A mi me flta el amor. Hay un romano aqui en el templo q no se me escapa. SALUDOS A TODOS OS ECHO DE MENOS

Responder a debate

RSS

© 2020   Creado por Fundació Privada A.I-TLP (Admin).   Tecnología de

Banners  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Coordinado por la Fundació ACAI-TLP, Barcelona | Creado por www.emasso.com