Sin-Limite.net

La amé tanto que le di mi alma y partí mi corazón para verla feliz

nto que perdí mi alma y a partí mi corazón por encontrar su felicidad"

Ayer me acordé de ti y en la noche te colaste en mis sueños.
He soñado contigo maquillando la historia pero con hechos similares y sentimientos, y con palabras me decías lo que en la vida real me has dicho con hechos.
He revivido el ser tu sirviente, el darlo todo por ti, por unas palabras o un acto que me demostrase que realmente me quería: mendigo de un cariño que nunca recibí. He vuelto a sentir lo que es descubrir que te reías de mí, que hablabas conmigo de una vida y un futuro que estabas planeando con otro; el descubrir que esos dos años en los que hablábamos de que parecía que nos conocíamos de siempre, que me mentías con cosas que sabías que yo deseaba que fuesen verdad, no fueron más que palabras para manejar los hilos de la marioneta que fui en tus manos.
Si esos dos años fueron una vida, este tiempo que llevamos separado ha sido miles de muertes o de deseos de hacerlo. Prefiero romperme en mi soledad, encerrarme de nuevo aquí, donde nadie pueda verme o hablarme. Me quedo con lo único que no me arrebataste que es este enorme dolor que no ha dejado de presionar mi pecho y que ahora se me rasga mi garganta mientras intento aguantar las lágrimas que no te mereces.
He vuelto a ver tus hijos, odiándome ahora por vete a saber qué mentiras les habrás contado. ¿Las que me contaste a mí?¿Las que le contaste a la policía para poder denunciarme y contentar a tu novio real (si es que lo sentías así y no era otro desgraciado que usar y tirar)?
Estuve de nuevo con la niña que creía que eras, la que decidiste matar con la ayuda de esa madre tuya que tanto bien te ha hecho… Y es que no te importa el daño que haces, porque sabes que está ahí y tú has sufrido por lo mismo y no fuiste capaz de superarlo. Y es que tamañas traiciones destruyen totalmente a las personas y aunque siempre te ayude a levantarte cuando caías, a ti no te importó matarme.
Sabes todo lo que hiciste mal y no pedirás perdón, no por orgullo, lo harás porque no te importa nadie más que tú. Y créeme cuando te digo que he intentado hacerme fuerte y me he prometido no volver a amar a nadie, reconstruir mi mundo y seguir luchando por salir de ésta, pero un recuerdo de un segundo y mi mundo se viene abajo. Y ese recuerdo trae una legión más que me aplastan, que vuelven tan denso el aire que me casi me es imposible respirar.
Y sí, te voy a extrañar y llorar, pese a todo. Pero al menos esta vez tú no lo sabrás.

Visitas: 24

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Sin-Limite.net para añadir comentarios!

Participar en Sin-Limite.net

© 2020   Creado por Fundació Privada A.I-TLP (Admin).   Tecnología de

Banners  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Coordinado por la Fundació ACAI-TLP, Barcelona | Creado por www.emasso.com