Sin-Limite.net

 

Ante todo, tiene solución, se puede superar... veamos, los por qués, el tipo de personalidad que desarrolla un TOC, a veces afecta a la orientación sexual, tal y como explican en "Psicología integradora", y entonces la principal obsesión es esa, otra no se refieren a eso concretamente, aunque a otras cosa, igualmente incómodas:

 


El tipo de personalidades que tienden a producir estos trastornos tienen por lo menos las siguientes características:

 

Guiar la vida propia por la opinión ajena, por más irracionales y/o sufrientes que ellas fuesen. Es una producción de psintegra

 

Dudar de lo indudable, aún sobre si mismo.

 

Necesidades de control y perfección, cuando aparecen ideas o reacciones que no pueden controlar y caen en lo adjudicado como malo o imperfecto la persona queda descolocada. En estos casos al desubicarse al con ideas y/o sensaciones sexuales con el mismo sexo comienzan las dudas y búsquedas de certezas para controlar nuevamente y tranquilizarse. La persona se pierde en un continuo y doloroso zigzag entre encontrar la tranquilidad en la certeza de lo que no es y la penosa duda.

 

Las necesidades de perfección conlleva consigo la inseguridad, cuando se desencadenan estas crisis se ponen en marcha ambas. Un cóctel especial para que las dos afirmaciones de la duda persistan, se impone la obstinación por no perder ninguna de las dos opciones lo que imposibilita la elección de alguna de ellas.

 

 

En el transcurso de las crisis las ilusiones de control y perfección son tan determinantes como resistentes. Hablamos de ilusión en tanto el control total y la perfección no son posibles. Estos rasgos se alimentan especialmente:

 

Magnificando y obedeciendo a reglas o teorías de cualquier tipo, antojadizas o irracionales no importa, son reglas que aparecen como tranquilizadoras ante descontroles y dudas e ideas que atormentan. Es una producción de psintegra

 

Guiándose por detalles nimios, cualquier actitud o fantasías intrascendentes dan la certeza de la orientación sexual, tranquilizando por un rato..., hasta que aparece nuevamente el otro polo de la duda y nuevamente el tormento.

 

Las atracciones por los protocolos, formalidades, etiquetas y posiciones sociales llevan a ser crédulos en todo lo que tenga apariencias de importante, lo grandilocuente subyuga y atrae, la fama hace pensar en cierto todo lo que se dice desde esos pedestales. Es así como se compran teorías acerca de lo “evolucionado” de la bisexualidad y remedios que “curan”.


Estas características constituyen un imán hacia las personas que toman una posición de certeza autoritaria y mandona sobre el otro, es así como se llega a creer que en uno hay algo oculto que determina las elecciones propias a pesar de uno mismo, se llega al sometimiento y resignación a ser lo que no se es. Personas rígidas, invasivas y descalificantes influyen mortificando a la vez que hacen más de lo mismo instaurando dudas acerca de la valía o características personales, en tanto estas personas tengan atributos de un supuesto saber tienen más influencia.

 

 

CONCLUSION: NO ES BUENO SER DEMASIADO EXIGENTE Y PERFECCIONISTA CON RESPECTO A UNO MISMO, HAY QUE COMUNICAR...

 

Visitas: 456

Respuestas a esta discusión

Hola Lauri, ¿qué tal? Soy Carlos Valverde, de la web Cura del TOC. Coincido bastante con el perfil de personalidad que has escrito. Yo sufrí personalmente el TOC, me curé y ahora ayudo a otras personas a superarlo. Aunque Aortunadamente pude superarlo, pero el camino para conseguirlo no fue ni fácil ni rápido.

Sin duda, los factores de personalidad son los principales factores involucrados en la aparición del TOC, aunque no son los únicos. Otro factor es el estrés, los problemas, y la presión que una persona tiene en su vida. También se sospecha que puede haber una cierta predisposición genética, si bien es algo que predispone pero no condena.

Respecto a la personalidad, las características fundamentales son el perfeccionismo, la elevada responsabilidad y auto-exigencia, la tendencia a anteponer las necesidades de los demás a las necesidades propias, la tendencia a buscar la aprobación de los demás, y la tendencia a reprimir emociones como la rabia y rencor. También suelen ser personas con un fuerte sentido de la ética, con una necesidad de ser buenas personas y demostrar lo mejor de sí mismo.

Desde mi punto de vista, el problema está en que esa tendencia (que constituye lo que en psicoanálisis se llama el Superego), entra en conflicto con los deseos primarios, con nuestro lado "egoísta", infantil, impulsivo (lo que en psicoanálisis se llama el Ello). Esto implica en esencia una situación de incoherencia emocional, que se manifiesta como una tensión psíquica, una presión sobre uno mismo que genera la aparición de las obsesiones, y los pensamientos intrusivos.

Ese es desde mi punto de vista el factor más importante en la aparición de este trastorno, junto a la presencia de rabia reprimida y muchas veces sentimientos de culpa. He comprobado una y otra vez como los sentimientos de culpa agravan el trastorno obsesivo-compulsivo, de hecho te recomiendo que leas esta entrada en la que profundizo mucho en ese aspecto y en el por qué de ello.

RSS

© 2020   Creado por Fundació Privada A.I-TLP (Admin).   Tecnología de

Banners  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Coordinado por la Fundació ACAI-TLP, Barcelona | Creado por www.emasso.com