Sin-Limite.net

Yo planteo la siguiente cuestión: ¿Las personas con TLP son manipuladoras? ¿Es manipulación o desesperación?

Lidiar con un paciente Borderline es equivalente a estar en una montaña rusa emocional con un sinfín de ciclos de drama y caos, de tormentas y tensiones. Los familiares son presas de los estados emocionales de su paciente con TLP, que puede cambiar de normal a deprimido, de alegre a irritable y de evidentemente tranquilo a estar lleno de furia y ansiedad en un breve instante y frecuentemente de tal manera que sus familiares no lo pueden anticipar o entender.

A través del tiempo, los familiares y allegados experimentan una continua frustración como resultado de los estados de ánimo erráticos de su paciente y de sus insaciables demandas de seguridad y de confianza. Eventualmente, la frustración de los familiares puede convertirse en ira e incluso en un rechazo al que el TLP le tiene miedo.

Sentirse manipulados y engañados es casi una reacción universal de aquéllos que lidian con un Borderline. Creen que son controlados o que se aprovechan de ellos mediante amenazas, furias, situaciones sin salida, dejándoles de hablar y con otros métodos que consideran injustos. Desde el punto de vista del TLP, es posible que actúe de manera impulsiva debido al miedo, a la soledad, a la desesperación y a la desesperanza en lugar de tener una intención cruel o maliciosa. Sin embargo, a pesar de que el Borderline no pretenda manipular o enfrascarse en actos intencionales engañosos destinados a controlar o influenciar el comportamiento de los demás, el resultado neto y el alto impacto negativo sobre las personas cercanas a ellos es el mismo.

El punto de vista de los familiares

La Psicóloga Susan Forward en su libro: “El Chantaje Emocional” publicado en 1997, definió al chantaje emocional como una amenaza directa o indirecta por una persona para castigar a otra persona en caso de que no haga lo que la primera persona quiere. “En el corazón del chantajista emocional existe una amenaza básica, que se puede expresar de muchas formas diferentes: Si no te comportas de la manera que quiero, vas a sufrir”.

La Dra. Forward explica que las personas que usan esta técnica, que es ampliamente utilizada por todo tipo de personas, no sólo los TLP, enmascaran hábilmente la presión que están ejerciendo sobre las personas y a menudo la experimentan de tal manera que los hacen dudar de su percepción de lo que está pasando.

Casi universalmente, los familiares dicen que se sienten manipulados por los TLP en sus vidas. Si los familiares no hacen lo que el TLP quiere que hagan puede amenazar con romper la relación, llamar a la policía, o incluso suicidarse.

El punto de vista del TLP

Los términos “manipulación” y “chantaje emocional” implican algún tipo de intención prevista y engañosa. Si bien esto puede ser cierto para algunas personas, los Borderline que parecen ser manipuladores, suelen actuar impulsivamente por miedo, soledad, desesperación, desesperanza y sobre todo, sin malicia.

La Dra. Marsha Linehan señala que las personas con TLP sí influyen en los demás, ya sea a través de la amenaza de un inminente suicidio o expresando un intenso dolor y agonía. Pero esto, por sí solo, no significa manipulación. De lo contrario, tendríamos que decir que cualquier persona con dolor o en crisis nos están “manipulando” si respondemos a ellos.

Larry J. Siever, psiquiatra del Hospital Monte Sinaí en Nueva York, dice que “aunque las personas con TLP pueden parecer manipuladores, no piensan en el comportamiento como tal. Están tratando de satisfacer sus necesidades de la única manera que saben hacerlo. Alguien los tiene que aliviar de su ira, ansiedad, angustia o del sentido de la aniquilación inminente que sufren en el momento. Ellos están tratando de provocar una respuesta que los consuele, que les ayude a sentirse mejor.”

Las personas con TLP, al igual que la mayoría de la gente, tienen diferentes grados de conciencia de que su comportamiento podría ser percibido como manipulador. Es importante que los familiares entiendan las diferencias entre la manipulación y la desesperación. El comportamiento de los Borderline es más acerca de ellos que de las personas. Por ejemplo, puede ser de gran utilidad el ser capaz de ver el comportamiento de automutilación de un TLP como un autocastigo, más que como una manera de “atrapar” a una persona normal en una relación.

Después de toda esta reflexión, mi opinión es clara: es DESESPERACIÓN; pero, ¿qué opinas tú?

Visitas: 2607

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Entonces no te has explicado bien Félix, porque en todo momento estamos hablando de familiares o entorno, pero tu hablas de una persona ajena a la familia o al entorno de un TLP, en ese caso, si que fastidia profundamente que alguien tire por tierra todo el trabajo realizado conjuntamente con el TLP. De todas formas, también está en manos de la familia, principalmente, controlar el entorno que tiene, ya que el TLP siempre es propenso a recaer y tener nuevas crisis, y volver al punto de partida.

Son los familiares quienes deben salvaguardar la estabilidad conseguida por ambas partes, porque opino que para ellos es más fácil mantenerse en la misma línea de trabajo que para un TLP, el cual, su facilidad es la contraria, la de salirse del camino correcto.

Ajena no, intímisa, objetivamente Familiar o entorno como yo, y hasta más que yo y más antigua, y más deficiente. Y fácil, a tiro de teléfono y cerca en kilómetros, y ventajista sin trabajar temporalmente ni obligaciones mientras yo tenía mis obligaciones aún siendo mis horario y sus esclavitudes muy flexibles hasta cierto punto ( soy empresario ). A ver que cazzo haces contra esa "competencia". Si fuese ajena no jodería como jodíó y los dioses saben si sigue jodiendo. Concluí que hacían falta recursos infinitos que no tengo y ausencia de estas influencias contraproducentes. Batalla perdida. The rest is silence.

Le preguntaba a Mari Merche. Esto es un lío.

Entiendes más o menos bien aunque la cosa da para repartir sillas que no procede. Y los remordimientos no me dejan vivir. Me devoran las entrañas. Tipo "Solaris" de Stanislaw Lem, se me aparecerá un día en la cama.

No tengo hijos. Pero ya lo mencioné. A un hijo lo tienes al fin pillado por dependecias sociales y económicas y consigues ponerle fin a las gilipollezes y aquí se hace lo que hay que hacer ( con amor, obviamente ) o no hay tu tía y ya te las vedrás. Un adulto es incontrolable.

De nuevo estoy totalmente en desacuerdo contigo. Cualquier TLP es controlable si se le sabe tratar de la forma adecuada y sobre todo constante, pero los familiares, comprensiblemente, no suelen serlo, y mucho menos un TLP.

Por mis experiencias vividas, sé que se puede controlar perfectamente a un adulto. Yo mismo, siendo un adolescente, fui capaz de controlar en muchas ocasiones a un TLP adulto, por lo que queda provado, aunque quizás sea la excepción que confirma la regla que tu has impuesto de forma unilateral.

Tienes que haber sufrido mucho siendo familiar o allegado de un TLP, pero el hecho de que te haya ido mal por culpa de la irrupción de un elemento distorsionante que haya provocado el fracaso de tu esfuerzo para con esa persona con TLP, no significa que todos los casos sean idénticos.

Creo que deberías leer testimonios de otras personas y compartir el tuyo con los demás. Eso es beneficioso para todos los que pertenecemos a esta comunidad.

Los TLP son descontrolables por definición o no serían tales, estarían de lo más sanos. Te acaba de salir casi un oxímoron. Yo no me atrevo ex-catedra, ni de lejos, a decir que todos los casos sean indénticos. Caí por aquí un día de Navidad en un ataque de pánico buscando a alguien. Ya lo estoy compartiendo, intento compartir mis experiencias, por si a alguien le son familiares y próximas. A quien no, pues no, no tengo nada que aportarle. Se del caso mío, no sé de más, no lo puedo extrapolar y no me interesa. Ya he dicho que no pertenezco a la ciencia fallida de la salud mental y me horrorizan las batas blancas.

Pero sé de lo que no funciona. Sé de lo que no habla a favor de la felicidad. Lo sé bien y me limito a exponerlo, por si a alguien le suana a algo o ha vivido algo parecido.

A lo mejor si de mochila llevas el alcóholismo y la promiscuidad y tienes un culo de diosa el TLP de un adulto no es tan controlable, a no ser que te recorras todos los bares de Barcelona buscando y vigilando, y a lo mejor te la juegas y en una de éstas te revientan a (h)ostias.

Parece que cucharita a cucharita vas compartiendo algo, me alegro por tí. La teoría es muy bonita, pero la práctica es distinta, ya te he dicho que yo he sido capaz de controlar a un TLP que tenía adicción a las pastillas. Yo soy un TLP con adicción al alcohol y han sabido controlarme.

Como ya he dicho, no todos los casos son iguales, pero tengo mucha experiencia en otros casos, por eso me permito asegurar ciertas cosas. En tu caso se ve como dijo Lauri antes que el TLP que tú tenías a tu lado era tu pareja, que obviamente si no vivía contigo es complicado controlarla, pero para eso están el resto de familiares, que pueden y deben intervenir. Actuando en conjunto todos los implicados, si que es controlable. Ahora bien, si los que deberían implicarse en el proceso de curación y mantenimiento se desentienden del asunto, entonces me callo.

¿Sabes una cosa? Los TLP no son los únicos que deben pedir ayuda, los familiares y allegados también deben hacerlo, ya que un proceso así, acaba erosionando la fuerza de cualquiera. Asique tu también puedes pedir ayuda si aún tienes a un TLP a tu lado.

Traquila MARI MERCHE, a mí me sucede lo mismo, pero no es necesario ponerse a la misma altura, no todos sabemos comportarnos educadamente y sin herir la sensibilidad a los demás.

Te deseo Félix que el calor del sol llegue a tu corazón y seas capaz de cicatrizar las heridas que te han llevado a tener esta actitud y manifestarte de esta manera tan extremista. Yo soy el primero que he cometido ese mismo error en multitud de ocasiones, pero no vale de nada hacerse el duro y el chulo, aparentando que nada te afecta. Si necesitas algo aquí hay mucha gente preparada y experta que te puede ayudar, o al menos aliviar el dolor que tanto creo que te aflige.

Aquí todos nos ayudamos sin pedir nada a cambio,somos como una gran familia, todos somos distintos, pero tenemos un objetivo común: ayudarnos mutuamente.

Gracias MARI MERCHE, pero sólo dejé salir los sentimientos que me provocaron sus comentarios, ya que removió viejos fantasmas, y yo intento entrar aquí para sentirme bien y hacer a los demás que se sientan igual. Asique esta contestación vale como compensación por la conversación que mantuvimos la otra noche, al menos eso espero.

Recibe un fuerte abrazo.


Muy interesante todo lo que habéis comentado..... Mi respuesta y comentario Lauri se anticipó un poco y estoy de acuerdo con ella. No me gusta la palabra MANIPULADORES en relación al paciente TLP sin especificar y describir las situaciones.                                                                                                                                                                 ¿¿¿ Realmente consiguen aquello por los que les llaman manipuladores ???....

Saludos,

Marian.

Lauri dijo:

Nunca he entendido bien el término manipulación... Pienso un poco es tu línea, que para ser realmente manipulador hay que saber lo que se hace: ser un timador experto, por ejemplo. Y no es el caso.

Pero tendré que pensarlo más... Un beso

Cuanta razón tienes!....me encantaría q mi padre leyera esto....es lo que siempre le he intentado explicar y no he saido cómo....



belerofonte dijo:

Como siempre, estoy totalmente de acuerdo contigo Lauri. Los únicos que culpables de una posible manipulación, es el propio manipulador, en este caso, el TLP.

Me he tomado la molestia de mirar en el Diccionario Of.icial de la RAE el significado del verbo manipular. En su tercera accepción dice: 3. tr. Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.



Esta definición, defiende claramente la teoría de Lauri. El manipulado es libre para elegir si quiere dejarse o no manipular por un TLP, en su educación está la respuesta, y en la mayoría de los casos el entorno no está preparado para responder adecuadamente a una manipulación, que normalmente va acompañada con una amenaza.


En definitva, opino que ninguna de las partes son culpables, ya que dependiendo de las circunstancias, el entorno está exento de ser señalado como culpable de dejarse manipular, y un TLP suele tener una visión distorsionada de la realidad o de la situación que en ese momento está viviendo, y su personalidad enferma le impide reprimir ese instinto que no es percibido por él.

MARI MERCHE tiene toda la razón. Imprimelo o haz que lo lea en el pc, que vea que hay más personas que nos encontramos en ambos lados de la balanza, y que es necesario que sin el esfuerzo de ambos no es posible la rehabilitación o la estabilidad del enfermo. Como ha escrito  Marina F. en un post, uno de los grandes problemas es la falta de información o como comenta Lauri en el mismo post, la pereza es un pecado capital latente en estas situaciones. Asique si él mismo no quiere informarse, sé tu quien le acerque a esta web donde muchos estamos dispuestos a ayudar de forma deinsteresada y compartir nuestras experiencias.

Cualquier cosa que necesites escribe, opina, lee, etc, que siempre habrá alguien para ayudarte y alguna información que te sea útil.

Suerte con tu padre y ánimo.

SI ES DESESPERACION, DOLOR, IMPOTENCIA.

Responder a debate

RSS

© 2014   Creado por Fundació ACAI-TLP (Admin).

Banners  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Coordinado por la Fundació ACAI-TLP, Barcelona | Creado por www.emasso.com