Sin-Limite.net

¿Por qué necesito tanto tener la aprobación de los demás?

Según un artículo de la Asociación de Emotivos Anónimos de El Salvador de monografías.com

 

Cuando los demás son más importantes que yo mismo…

 

Muchas veces sentimos que estamos complaciendo los deseos y necesidades de otras personas sin haber alcanzado los nuestros; consideramos que trabajamos demasiado y los demás aprecian poco lo que hacemos; que les brindamos toda la atención que necesitan ante sus dolencias, perturbaciones, malestares, y sin embargo cuando somos nosotros quienes necesitamos de ellos no les importa como estemos o como nos sintamos.

 

Hay un problema de dependencia emocional:

 

Si los otros están contentos con nosotros entonces somos felices, si los demás: (sean la familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc) nos aprueban, entonces sentimos que valemos la pena.

Sufrimos de un profundo temor porque lo que digamos o hagamos pueda ofender a alguien y mejor evitamos los desacuerdos para no ser rechazados.

 

Estamos constantemente anteponiendo las necesidades, deseos y demandas de los demás, a las nuestras y decimos si, cuando realmente deseábamos decir no.

Estar en manos de otras personas para poder percibir lo bueno de nuestra propia imagen, obtener felicidad a cambio de sacrificar lo que realmente deseamos y necesitamos por temor a ser abandonados, desplazados o rechazados.

En vez de construir y ganar nuestra propia autoestima, estamos buscando la opinión de otros para obtenerla.

 

Definiendo dependencia emocional

 

La dependencia emocional es "un patrón de necesidades emocionales insatisfechas desde la niñez, ahora de mayores buscamos satisfacer, mediante la búsqueda de relaciones interpersonales muy estrechas".

 

Por qué necesitamos tanto aprecio ajeno

No fuimos adecuadamente amados, valorados, comprendidos y apreciados por las personas que fueron más significativas para nosotros (papá, mamá, personas que nos criaron, maestros, etc.). Es un proceso subconsciente de larga duración que se inició a corta edad.

 

En la medida que nuestros padres nos ayudaron o fallaron en satisfacer nuestras necesidades de afecto siendo apenas unos niños, empezamos a formarnos emocionalmente. Esto establece los vínculos determinantes con las personas que me rodean en el presente.

 

  

De niños sentimos la amenaza de perder el afecto de nuestros padres si no acatábamos lo que ellos decían, es decir, desde muy temprano en la medida en que dicho sometimiento era más o menos intenso, aprendimos a amarnos y apreciarnos o a rechazarnos y renunciar a nosotros mismos: "hacemos todo lo posible para cumplir con sus expectativas, muchas veces alimentadas por su frustración o patrones deteriorados que nos convierten en víctimas del abuso emocional a temprana edad".

 

El modelo de la familia en que nos criamos continúa empleand, como en los viejos tiempos, el chantaje afectivo como un mecanismo para obtener sumisión y obediencia, es decir, nos acostumbramos y vemos como natural el hecho de que para evitar perder el afecto de nuestros padres, amigos o parejas, tengamos que renunciar a nuestras intereses permitiendo que nos gobiernen las de ellos:

 

Para tener contento a papá y mamá había que sacar buenas notas, de lo contrario nos hacían sentir que éramos los culpables de su ira, de su disgusto y de los castigos que nos brindaban.

Nuestros amigos o amigas eran aquellas personas que gozaban la aprobación de nuestros progenitores, de lo contrario teníamos que sostener amistades clandestinas y relaciones secretas, que era peor.

Cuando mamá se enojaba por algo que no hacíamos y que no era de su agrado, nos amenazaba con "ya no te voy a querer", "me voy a enojar contigo y ya no te voy a hablar", y en casos extremos nos amenazaban con "te voy a regalar con ese viejito que viene allí" o " hay que te robe ese hombre, yo ya no te quiero". Nos llenaban de terror ante la amenaza de perder la protección y seguridad que solo obtenemos de ellos.

Así se doblega nuestra voluntad y nos convierte en los adultos sumisos que nos vamos a tragar todo el descontento que significa establecer relaciones destructivas con las personas menos indicadas, pero que nos harán repetir una y otra vez ese círculo de temor oculto y baja autoestima en que nos quedamos estancados y que nos incapacitará para enfrentar los momentos más críticos de nuestra vida.

 

Equivocadamente en nuestra vida de adulto, hemos decidido que otras personas deben cubrir nuestras carencias tempranas de afecto y aprobación que no hubo en la infancia.

 

¿Cómo es la persona con dependencia emocional?

 

Continuamente se encuentra padeciendo de graves necesidades emocionales, principalmente de falta de afecto.

No espera ni busca cariño porque nunca lo ha recibido y tampoco por esa misma razón esta capacitado para darlo.

Simplemente se apega a alguien que idealiza.

Le interesan personas indeseables porque su deficiente autoestima le provoca fascinación al encontrar una persona tremendamente segura de sí misma, con cierto nivel de éxito o capacidades, a veces más supuestas que reales.

Entiende el amor como "apego", enganche, sumisión, admiración a la otra persona y no como un intercambio recíproco de afecto.

 

 

 

 

 

 

¿QUE DEBEMOS RESOLVER para ser independientes espiritualmente y crecer?

 

Nuestros sentimientos infundados de culpa:

Lo cual nos hace sentir responsables de la felicidad, la tristeza o la insatisfacción de los demás.

La ira y el resentimiento que hemos acumulado:

Por no manifestar lo que siento contra los demás o hacia los otros como única manera de preservar las condiciones de aparente paz.

 

El dolor sin resolver: 

Que me hace volverme duro por lo que creo debí haber dicho o hecho y no lo hice o no lo dije o no fui capaz de poner límites para evitar que abusaran de mi buena voluntad en aras de preservar relaciones y afectos sin los que me siento desvalido.

 

El aislamiento:

Creyendo que evitar a los demás, no enfrentando los problemas, huyendo de los riesgos, son un efectivo un refugio para nuestro miedo y nuestra enfermiza tranquilidad.

 

El miedo:

Factor clave que mantiene con vida nuestra dependencia emocional.

 

El chantaje emocional:

Permitiendo que las personas que supuestamente nos aprecian y cuyo afecto es importante para nosotros nos impongan condiciones a través de gestos, comentarios, amenazas encubiertas o sanciones y castigos expresados a través del retiro de su confianza y su atención en aras de hacernos responder a sus intenciones, deseos y frustraciones.

 

Etiquetas: Familia, afecto, aprobación

Visitas: 2922

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

que va no son tantos!!!!!! podrái ser peor, te concedo el hornor de que el tuyo es original. Aurorix  ;)
Esto es como los motes de los pueblos ¿ no os habeis fijado ? les ponen un mote por lo que hacen o han hecho y son de la familia tal o cual......Recuerdo ahora uno que le llamaban " El puchero" ...mi memoria se ha agotado ( cada dia mas corta ) ¡ y sabia muchos !
Ha y de los motes que no me enterado, por que el de Toyota Auris, lo pille de entranguis al vuelo y después de meses de que me llamaban a mi espaldas así, ni me imute cuando me enteré, por que pense que pobres no tienen mejor que hacer que meterse con su compañera, a los treintaipico de años??? me parece un poco penoso!!!


Llamale sentido del humor que tambien es bueno.

Hola yo soy nueva en este portal, la verdad és q ando un poco perdida en como funciona todo esto, he estado leyedo lo de la dependencia emocional, el sentido de la culpabilidad con las personas que quieres, cuando dices sí cuando en realidad quieres decir no.

La verdad en todo esto me siento a medias identificada, no sé si he tenido mucha suerte en lo que respecta a las amistades, pero siempre me he sentido muy querida, incluso sabiendo el problema que tengo creo que han tenido muchísima paciencia conmigo, xo si és verdad que me cuesta mucho decir no, sobretodo tengo una dependecia emocional muy grande familiar, los quiero mucho, tengo claro q la base de mi problema esta ahí, mis padres se q me quieren mucho, xo ellos són los primeros en no saber afrontar sus propios problemas, he vivido en un ambiente muy negativo toda mi vida,y ahora todo y que sé que me hace daño ver y vivir este negativismo, apartrme del todo me sabe mal por ellos, sufro muchas ansiedades, todos los problemas familiares vienen a mí, y a llegado un punto de mi vida que no puedo más, que cuando los veo sobre todo a mi padre, tengo un rencor q no me deja vivir.

Chiqui:

La familia te quiere y protegerte. Tienen que aprender a ver que has de ser independiente y dejarte volar. Ellos tambien necesitan ayuda para saber como tratarte.

No le tengas rencor por esta forma de ser, lo deben hacer con todos y a ti te afecta mas. Debe de ser su forma de ver las cosas. Intenta no implicarte si no es necesario en los lios familiares. Busca tu rincon e independencia y dejate aconsejar por el terapeuta que te lleva. Por aqui podemos decirte o comentar cosas pero quien te conoce sabra que consejo necesitas.

Problemas familiares tenemos todos, algunos mas que otros. Habla con tu familia de lo que no te gusta y te hace daño. Quizas intenten cambiar algo o no preocuparte o no implicarte.

Tomarte las cosas con humor es positivo. Aunque lo hagas con amigas, le quitas hierro a lo que te agobia. Un abrazo 

LA FAMILIA NO SE FIA DE NOPSOTROS NOS AGOBIAN MUCHO SIEMPRE KIEREN SABER DONDE VAMOS LO KE HACEMOS A MI ME DESSPERAN ,,,,`PERO SON LOS KE NOS KIEREN DE VERDAD Y SIN ELLOOS NO PODRIAMOS ESTRAR ,,,MI MASDRE ES UN SOL Y AUN ASI LA MALTRATO A MI MANERA `PERO SIEMPRE DIGO KE CUANDO LOS NECESITAS HAY ESTAN ,,NUNCA NOS DEJARAN TIRADOS UN CONSEJO DE PEDRO CUIENTA SIEMPRE CON ELLOS

Pedro, cuando te han tomado el pelo 20 veces ya no te fias. Vigilas lo que le das, donde va, con quien y todo eso que os molesta. Sabes que es por vuestro bien, hasta que realmente veamos que las decisiones y conductas estan pensadas y razonadas. Os haceis daño a vosotros mismos y asi vamos la familia detras vuestro como podemos. No nos gusta pero no nos dais opcion.

Ponemos limites y eso no os gusta. Cuando ya esteis bien lo reconocereies. No esperamos nada a cambio solo que os estabiliceis y dejeis de sufrir y desde luego  ¡ cuanto mas autonomos mejor !

Responder a debate

RSS

© 2014   Creado por Fundació ACAI-TLP (Admin).

Banners  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Coordinado por la Fundació ACAI-TLP, Barcelona | Creado por www.emasso.com